Fin Erasmus Porto

Buenos días a todes, como ya os podéis imaginar, todo lo bueno acaba. Pero no acaba de cualquier manera, puesto que para mi se han abierto un montón de frentes. Lo que significa que gracias al Erasmus tengo otros caminos por los que continuar la aventura.

Es una pena pensar todo lo que pude hacer y no hice, así que me quedaré con lo que si hice y para mi se queda. Me gustaría dar un consejo a quien sea que vaya a leer este blog y es el siguiente; si a alguien se le ocurre hacer un erasmus en el 2020 o 2021, le recomienzo que se plantee la posibilidad de hospedarse en una residencia. Ya que puede que haya otro rebrote, y es mejor estar confinado con más gente que con uno mismo. Esto te podría llevar a la locura …

Al igual, como ya podéis suponer, ha sido una experiencia única e irrepetible. Y en cuanto a Oporto, es una ciudad increíble, con lugares fascinantes, mezcla de naturaleza y urbe, con una pizca rural… En resumen, es indescriptible.

Parte 4. Covid-19 y como afrontarlo

Febrero fue genial, cada vez me involucraban más en el proceso creativo de la empresa, conocía gente nueva casi todos los días, sitios nuevos, me hice una lista de sitios donde tenía que ir, todo pintaba genial.

A finales de febrero los temas de conversación y noticias empezaron a ser uno solo, el Coronavirus. Recuerdo en la oficina consultar el mapa de casos en España, recuerdo a mis compañeros preguntándome por mi familia y como iba allí los casos. Recuerdo consultar el numero de casos con un compañero y cuando todavía no llegaba ni a mil, nos quedamos los dos impactados. No sabíamos lo que quedaba por venir.

Unas semanas después de esto nos mandaron a todos a casa, por aquel entonces en Hungría creo que no se llegaba a los 50 casos. Yo estaba en mitad del proceso creativo para una campaña de aires acondicionados de una conocida marca.

Pues cerraron todos los bares y pubs con muchísimos casos menos que en España. También es verdad que España e Italia servimos un poco de antecedente para el resto de Europa y que la población de Hungría es aproximadamente la de Andalucía. Tuve la oportunidad de volver a España, pero creo que lo mejor era ir con mi Erasmus hasta el final y así fue.

A parte del alarmismo inicial la situación en Budapest fue bastante llevadera, nadie te prohibía ir a la calle. La cantidad de trabajo en la empresa se redujo drásticamente también, pero por suerte pude completar las horas establecidas.

Hoy ya estoy en Córdoba, incluso ya he pasado los 14 días de cuarentena desde que llegué. Si me llegan a decir que mi Erasmus iba a ser así, me hubiera fastidiado saberlo pero me hubiera ido de todas maneras, a parte haber comprado mascarillas y gel hidroalcohólico.

Parte 3. Hola Budapest, hola MCCann.

El día 4 de febrero aterricé en Budapest con un vuelo directo desde Málaga, dos días después fui por primera vez a la oficina. Judit de recuersos humanos estuve presentándome a la gente que trabaja en la oficina que son más de 50 nombres y algunos que no había escuchado nunca.

Mi adaptación a la empresa fue más rápida de la esperada, resolvía bien los primeros brief que me mandaron. Los compañeros del departamento creativo me acogieron bastante bien. El horario es bastante ligero ya que al dividir 300 horas entre 4 meses, en lugar de los 3, se quedaba en un total de 20 horas semanales. A veces por causas de la producción o decisión propia hacía más horas al día, que podría acumular para coger días libres en el caso de que quiera viajar o cualquier cosa.

En cuanto a la ciudad, siempre me gusta andurrear sin tener ni idea los primeros días, y luego más tarde descubrir que son las cosas que me he encontrado, por ejemplo haciendo un Free Tour que no son “free” del todo, acabé haciéndome amigo de algunos guías españoles y me comentaron que tienen que pagar a la empresa una cierta cantidad por cada turista que hace el tour con ellos, y en algunos casos se les podía juntar grupos de estudiantes que no aportaban ni siquiera ese mínimo lo cual era una faena para ellos. Así que la próxima vez que hagáis uno de estos tours no seáis unos ratillas. Budapest es una ciudad que gran riqueza arquitectónica e histórica. Si eres nuevo en la ciudad o turista se te nota porque siempre vas mirando hacia arriba. Cualquier edificio irrelevante tiene fachadas de estilo neo-renacentista o neo-barroco. De la historia también te hablan en los Free Tours. Budapest es también una ciudad bastante cinematográfica, es más, una compañera de oficina había hecho de extra en la película “Inferno” de Tom Hanks y de doble de manos de una actriz principal en “The Martian”.

Finalmente, en cuanto al ambiente de fiesta y ocio, hay para todos los gustos. Hay sitios en pleno centro llamados ruin bars o bares de ruinas que son enormes y tienen salas con diferentes estilos de música. También tienen unos bares con salas de cine en su interior, como puede ser Bem Mozi, donde proyectan películas en versión original a precio económico, tanto las entradas, como la cerveza y las palomitas.

¡Eso es todo por ahora!, os dejo por aquí unas fotillos.

Parte 2. Buscar el piso.

Una vez claro que me iba a Budapest empecé a informarme sobre la ciudad y los alquileres, ya que no quería que me pillase el toro como en Praga. En un principio no había pensado en hacer mis prácticas allí, por lo que a priori no sabía nada de la ciudad, simplemente fue la única sede de McCann en Europa que me aceptó.

En cuanto a Budapest y Hungría en general los salarios no son muy altos. El sueldo medio son unos 1000€ y el mínimo unos 500€, haciendo el cambio, ya que en Hungría la moneda que se usa es el Florín Húngaro (HUF). Esto hace que la vida allí no sea muy cara, a excepción del alquiler. Alquilar una habitación en un radio de 20 minutos andando al centro oscila entre los 300 y 400 euros.

Para buscar piso hay muchas opciones, entre ellas webs locales que que tienes que traducir y aquí es cuando me di cuenta de lo raro que es el húngaro o magyar. Normalmente en estos sitios webs locales encuentras mejores precios porque son gente local alquilando a gente local, pero lo que es más complicado es que te contesten no hablando húngaro y otro de los mayores impedimentos que me ponía era alquilar solo por 4 meses. La mayoría de caseros y caseras prefieren alquilar por periodos de un año o seis meses.

Finalmente antes de volverme loco traduciendo páginas en húngaro decidí volcar mi búsqueda en Facebook, que es más cómodo y puede buscar en páginas donde se ofertan pisos para estudiantes o directamente en el marketplace de Facebook. En los pisos para estudiantes Erasmus inflan los precios muchísimo y antes de conseguir mi alojamiento final estuve a punto de compartir piso con 7 personas pagando 350€.

Finalmente tope con un piso con mejor localización, mejor precio, compartiendo con solo 2 personas y lo que es más importante a literalmente 1 minuto del trabajo. La casera fue super amable conmigo y aunque a priori el el piso era solo para chicas accedió a alquilármelo después de hacer vídeo-llamada con mis futuras compañeras de piso.

Parte 1. Buscar la empresa

Mi nombre es Ramón Luque y soy estudiante de cuarto curso de los Estudios Superiores de Diseño Gráfico.

En 2018, cuando cursaba segundo hice mi primer Erasmus+ en Praga y después de aquella experiencia tenía claro que quería hacer las prácticas fuera.

El proceso de solicitud de Erasmus en la escuela es un poco precipitado pero aun más si tienes que buscarte una empresa, ya que para solicitarlo necesitas el “si” de alguna de ellas. No se a cuantas empresas escribí pero seguramente más de 50 y para algunas de ellas tenía que escribir su respectiva carta de motivación. En mi caso yo busqué ofertas en portales webs como son erasmusintern y glassdoor.

De las más de 50 solicitudes recibí una respuesta afirmativa dentro del plazo de solicitud del Erasmus, la cual no me motivaba demasiado, ya que era una empresa que alquilaba apartamentos y necesita alguien para echar fotos y hacer algunos diseños. Después del plazo otras 3 empresas me aceptaron para hacer mis prácticas una de ellas McCann Erickson Budapest, una agencia de publicidad multinacional.

El modo al que llegue a ella fue simplemente entrando en la web de McCann.com y mandando el mismo email (cambiando 2 o 3 palabras) a todas las sedes que tiene en europa. Yo ya conocía con anterioridad está agencia por campañas super conocidas que han hecho aquí en España para marcas como Ikea, Coca-Cola, McDonalds, Campofrío, entre muchas otras.

Finalmente cambie la empresa anterior por McCann, los cuales desde el primer momento plantearon la posibilidad de realizar un contrato después de las practicas si todo iba bien, lo cual me motivaba todavía más.

S.O.S pandemia en el ERASMUS

Sí, en mi año un chino se comió un murciélago y la lió una mijilla. Y bueno, nos confinamos todos los erasmus y vimos como lo que podría ser una típica experiencia erasmus se convirtió en un imparable huracán emocional. Era mi año, en el que esperaba empaparme de la cultura portuguesa y aprovechar al máximo los recursos que me proporcionaba la ESAD de Matosinhos y, por supuesto, la ciudad.

A pesar de todo lo que hemos vivido en estos meses de altibajos en los que sentía mi corazón tanto aquí como allí pienso que he crecido mucho, que he creado una familia con los que han sido mis compañeros y únicas personas que prácticamente veía en el día, por lo del chino, ya sabéis. Bueno, a lo que íbamos, la ciudad es una maravilla, es acogedora como su gente, tiene muchos rincones en los que perderse, parques para recorrer y atardeceres para admirar.

Por otro lado, he tenido la suerte de toparme con gente maravillosa en la Escuela de Arte, tanto mis compañeros como mis profesores, he tenido un buen ambiente de trabajo y he sentido por su parte bastante feedback.

En definitiva, Oporto es un buen destino para ir de erasmus, tanto es así que, pese a todo lo que ha pasado, pienso probablemente prolongar mi estancia este verano para comerme algún que otro pastel de nata a la vera del río y perderme por los recovecos que me brinda la ciudad invicta.

Y para vuestro deleite aquí os dejo algunas imágenes de este bonito lugar:

Toma de contacto Oporto

Buenas a todes, en esta primera entrada me gustaría mostrar que tal fue mi primera toma de contacto en Porto. Por ello, sin más dilación, voy a ello.

Vale, pues la verdad que no me imaginaba como podría ser mi estancia aquí, aunque en el fondo me imaginaba muchas cosas. La contrariedad del asunto es típica y normal, no sabes que te esperas pero te imaginas muchas cosas… Aunque nada más lejos de la realidad, pasamos por lo típico. Para empezar recomiendo, si vas a hacer Erasmus, que allá donde vayas lo hagas con una semanita de antelación antes de empezar las clases, obvio, ¿no? Pues tienes que hacerte un poco a tu ciudad, visitar lugares con tranquilidad y sobre todo, romper el hielo.

Hablando un poco de Porto, es una ciudad encantadora, brutal y flipante, preciosa de arriba a abajo, llena de lugares increíbles escondidos puesto que, como era de esperar al estar tan cerca de Galicia, el tiempo no acompaña mucho a estar en la calle (excepto cuando hace bueno, claro). Llueve mucho, si, pero no te preocupes, la lluvia no es un freno para poder salir y disfrutar de los bares y quedar con los amigues. Al contrario.

Por otro lado, la escuela de arte de Matosinhos está un poco alejada de centro histórico, pero no desesperes, puedes probar a vivir en el centro puesto que las comunicaciones son muy buenas, en su defecto el metro de Porto. A sí mismo, la escuela cuenta con numerosos recursos puesto que se trata de una escuela privada. En ella hay un ambiente muy bueno, tanto con el profesorado como con los compañeros, muchos Erasmus de todas partes de Europa vienen a esta ciudad para vivir una experiencia inolvidable. En total somos más de 30 erasmus de todas partes, pese a que otros años han llegado a los 60, pero tuvieron que cortar el grifo. E de decir que la escuela funciona muy bien y cuadriculada. Teniendo todo el profesorado la plataforma virtual de Classroom debidamente activa donde puedes acudir sin problemas y saber que hacer.

El estudio de fotografía es una maravilla, tienen muchos medios, y no solo aquí. También cuetan con un estudio de grabación de sonido, otro para fotografía de producto, taller de serigrafía, e incluso una impresora de risografía. Sorprendente, ¿verdad?

Bueno, pues aquí os dejo este pequeño adelanto que más tarde completaré para que podáis saber un poquito más de esta pequeña/gran ciudad.

=D

Charlas de diseño en París

En esta última entrada os quiero hablar sobre dos charlas interesantes a las que asistí en Paris College of Art. Los días que estuve allí tuvieron lugar unas jornadas de diseño, y se celebraron varias actividades especiales. Una de las charlas fue de un estudio de diseño gráfico llamado “Ecouter pour voir”, impartida por sus diseñadores principales, Martin Malte y  Vassilis Kalokyris, quienes nos contaron sus últimos proyectos, muy relacionados transversalmente con otras áreas como el teatro, la música y el arte contemporáneo. Me pareció especialmente interesante su trabajo gráfico en el espacio, del que os dejo algunas imágenes:

ecouter pour voir

pole_moliere_13

pole_moliere_23

Otra de las charlas que me parecieron más interesantes fue la de Kate Keara Pelen, profesora de la escuela Saint Martin de Londres, y experta en cuestiones de sostenibilidad y diseño. Su charla “Design in turbulent times” trataba sobre ese compromiso que debemos tener como artistas, diseñadores y personas, a la hora de diseñar, crear y vivir. La conferencia se centró en mostrar y comentar proyectos de alumnos de la escuela londinense centrados en buscar soluciones sostenibles en propuestas artísticas y de diseño. Fue un lujo conocer a una persona tan especializada y comprometida con temas de plena actualidad, tan fundamentales para nuestro futuro.

IMG_0478

Por último, os dejo más fotos de la inauguración de la exposición.

IMG_0520

En esta foto me acompañan la profesora de Saint Martin Londres (izquierda), y la profesora de PCA (derecha). Al fondo, se pueden ver algunos de los trabajos de los alumnos participantes.

IMG_0519

Aquí se puede ver mi contribución a esta exposición, ya que detrás de mí está la obra que presenté para participar en la muestra. El objetivo que me planteé para abordar el proyecto fue trabajar sobre el tema de la arquitectura de una manera expresiva y con un lenguaje personal,  por eso me inspiré en una de las casas que más me fascinan del mundo, la Casa Gilardi, del arquitecto mexicano Luis Barragán.

Espero que os guste, y mi experiencia os sirva para animaros a viajar y conocer otras escuelas y partes del mundo.

À bientôt!

Paris College of Art

Cuando escribí estas líneas, estaba sentada en el hall de la escuela Paris College of Art (PCA), un espacio abierto con vistas a un bonito patio interior, que se encontraba en la entrada del centro. 

IMG_0353

Al llegar a la escuela, me sorprendió descubrir que nuestra exposición “Drawing Space” fuera en este lugar de paso, ya que me esperaba algo más parecido a la galería de nuestra escuela. Sin embargo, conforme han ido pasando los días que estado aquí, me he dado cuenta de que, a pesar de ser un espacio modesto y no un espacio expositivo al uso, es un perfecto lugar de encuentro entre profesores, alumnos y visitantes, lo que hace que todo el mundo sea partícipe de la exposición, ya que está totalmente integrada en la vida del centro. 

IMG_0328Ha sido muy interesante poder asistir a la inauguración de la exposición, para documentar esta actividad de colaboración que hemos llevado a cabo, y también conocer a la profesora que nos invitó a participar, estableciendo así un contacto con esta escuela francesa. 

IMG_0483Paris College of Art es una escuela privada, situada en el centro de París, en una zona céntrica cercana a Montmartre y Ópera (distrito IX). Es un centro pequeño, con unos 200 alumnos matriculados, pero con una gran diversidad de nacionalidades entre los estudiantes; en estos días he conocido a alumnos de Singapur, Estados Unidos, Noruega, Bélgica, Portugal y Colombia. Otro factor interesante a nivel internacional es que esta escuela se rige por el sistema educativo americano, y las clases son en inglés, lo que es muy atractivo para estudiantes de todo el mundo, no sólo por el idioma sino también en cuanto a validez y convalidación de las titulaciones. 

La escuela ofrece distintas especialidades en arte y diseño. Sus estudios principales son de cuatro años, según el plan Bolonia. El primer curso, llamado “Foundation”, consiste en un curso preparatorio, en el que los alumnos trabajan distintas disciplinas, para después elegir una especialidad: diseño gráfico, diseño de interiores, fotografía, ilustración, diseño de moda y bellas artes. Además de estos grados, se ofrecen estudios de máster, los MA (de un curso académico) y los MAF (de dos cursos académicos), en especialidades como Dibujo, Diseño de accesorios, Artes y nuevas tecnologías o Dirección de fotografía en Moda. También ofrecen la posibilidad de cursar asignaturas de distintas especialidades y configurar una especie de título “a la carta”, lo que llaman “certificated programme”.

Exposición colectiva en una escuela de París

Esta semana voy a París para mi estancia Erasmus como profesora, que tendrá lugar en la escuela Paris College of Art (PCA), durante 5 días lectivos. Visité esta escuela hace dos años, y ha sido gracias a este primer contacto cómo ha surgido un proyecto de colaboración entre ambas escuelas. En el primer trimestre de este curso tuve la sorpresa de recibir un email de Alix de Mercey, una profesora de PCA que conocí la otra vez, interesada en colaborar con nosotros en algún proyecto o actividad en la que pudieran participar los alumnos de Mateo Inurria y de PCA juntos. Ella me propuso organizar una exposición colectiva con trabajos del alumnado en la galería de su centro Paris College of Art, lo que me pareció una oportunidad fantástica que nuestra escuela tenía que aprovechar, ya que se trata de una aplicación real y práctica de la experiencia Erasmus.

Me encargué de informar a todo el claustro, y los profesores interesados nos pusimos a trabajar con nuestros grupos, bajo un enunciado diseñado por la profesora francesa, del Departamento de Diseño de Interiores. El objetivo era realizar una serie de dibujos tanto a mano alzada como ilustraciones digitales en torno al tema del espacio, con el fin de mostrar cómo el dibujo puede ser una herramienta potente de expresión y comunicación en arquitectura, diseño e interiores.

Adjunto la fotografía del cartel de la exposición, donde aparece nuestro logo, junto al de PCA, así como el de una escuela inglesa que también ha participado en el proyecto (Universidad de Lincoln). Estaré allí en la inauguración!!! Ya os contaré qué trabajos han sido seleccionados y haré muchas fotos!

thumbnail_Drawing Space_posterthumbnail_Drawing Space_instructions