El Erasmus se acaba

“Para empezar diré que es el final, no es una final feliz, tan solo es un final” dice la canción, y es exactamente lo que está pasando, esto se acaba y yo no quiero que lo haga.

La realidad de esta experiencia es que ha sido un giro de 360° en mi vida. He aprendido muchísimas cosas, ha sido difícil la adaptación, pero ha sido posible y ha sido genial.

Esta última semana ha sido mucho agobio, si agobio, eso que todo el mundo piensa que no existe en un Erasmus, hemos estado con entregas de trabajos muy difíciles con asignaturas que en España no hemos tocado y que nos han abierto muchas puertas.

Finalmente solo puedo dar gracias por haberme dado esta experiencia a la escuela y por ofrecerme está beca sin la cual habría sido imposible este viaje. Ahora toca la peor parte, las despedidas y solo espero poder volver y reunirme con todo lo que he vivido aquí.

Gracias.

Anuncios

Estancia en Praga

Es impresionante como cambian las cosas en nuestra imaginación, llegas al Erasmus con una idea y de repente te encuentras con algo super distinto a lo que imaginabas, y no tiene por que ser peor, simplemente distinto.

En mi cabeza imaginaba que la convivencia es sencilla, que el idioma era una gran barrera para mí, que salir de mi comodidad es fácil y que las clases iban a ser imposibles con mi nivel de inglés, pues bien, todo ha sido al contrario, la conviencia no es tan sencilla como parecía, el idioma no ha sido para nada un problema y las clases estan siendo geniales.

En la escuela curso cuatro asignaturas, todas ellas elegidas sin saber de que iban, excepto marketing. La primera asignatura es Multimedia, que es básicamente 3D, en la que estoy aprendiendo cosas que no habría aprendido en Córdoba por que elegí la opción de fotografía antes que 3D, y para nada me arrepiento.

La segunda asignatura es psicología del arte, en la que miramos el arte con otros ojos, otras perspectivas, somos capaces de analizar las obras, comparar, entenderlas y aprender de ellas.

La tercera es marketing y en esta el profesor nos pone delante la realidad del marketing actual, nos pone a prueba, y como el dice nos enseña a “engañar” al consumidor.

Por último la cuarta asignatura es Intermedia, en esta asignatura potenciamos nuestra creatividad sin barrreras, se nos proponen técnicas, materiales y conceptos sobre los que trabajar con toda libertad.

No todo el Erasmus es estar en la escuela y pensar en la escuela, el Erasmus es salir, es divertirse, es agobiarse , es nuevas amistades, es viajar, viajar muchísimo, es reir, echar de menos, es llorar, son emociones encontradas.

Los viajes son una gran ventaja aquí, son muy baratos los billetes de tren y puedes hacer escapadas, nosotras todos los domingos hacemos turismo y eso es al final lo que más engacha, el desenganchar y llenarte de cultura.

De Erasmus a Praga

¡Hola a todos!, mi nombre el Valle Iranzo y estoy cursando el tercer año de diseño gráfico y este año he decidido irme de Erasmus a Praga, os voy a contar ahora un poco como ha sido prepararme para esta experiencia.

Lo primero que pensé fue en irme a Portugal pero al no cogerme en la escuela de Matosinhos escogí la segunda opción de Praga junto a mi compañera Andrea Manjón. Una vez habíamos escogido la escuela donde estudiar nos pusimos a buscar un lugar para vivir, una residencia, un piso o algo por el estilo, finalmete cogimos la residencia más barata que encontramos y más cercana al centro y la escuela (unos 130 euros al mes) y después de esto solo había que comprar lo billetes y esperar a que llegase la fecha (o eso creíamos).

Nosotras muy ingenuas pensábamos que estaba todo hecho, la realidad era que teníamos que rellenar mil papeles para la residencia, para las dos escuelas y elegir las convalidaciones de las asignaturas (la peor parte con diferencia). Realmente era imposible convalidar de forma que no me quedase ninguna para recuperar en septiembre y eso era algo que me echaba mucho para atrás pero también pensé que esta experiencia iba a merecer un esfuerzo en verano, también es verdad que hablé con los profesores de las asignaturas que dejaba de cursar para encontrar una forma de facilitar las cosas y algunos de ellos me lo facilitaron todo mucho.

El tiempo que pasó desde que estaba todo listo hasta que nos fuimos fue horrible, fue un continuo “me voy, no me voy” y más teniendo en cuenta lo cagada que yo soy, pero finalmente fue un “me voy”, y me fui, en la próxima publicación os contaré como ha sido estar en la residencia, llegar a un lugar desconocido, acostumbrarse a otra ciudad, otro idioma y otras formas de aprender.