Parte 4. Covid-19 y como afrontarlo

Febrero fue genial, cada vez me involucraban más en el proceso creativo de la empresa, conocía gente nueva casi todos los días, sitios nuevos, me hice una lista de sitios donde tenía que ir, todo pintaba genial.

A finales de febrero los temas de conversación y noticias empezaron a ser uno solo, el Coronavirus. Recuerdo en la oficina consultar el mapa de casos en España, recuerdo a mis compañeros preguntándome por mi familia y como iba allí los casos. Recuerdo consultar el numero de casos con un compañero y cuando todavía no llegaba ni a mil, nos quedamos los dos impactados. No sabíamos lo que quedaba por venir.

Unas semanas después de esto nos mandaron a todos a casa, por aquel entonces en Hungría creo que no se llegaba a los 50 casos. Yo estaba en mitad del proceso creativo para una campaña de aires acondicionados de una conocida marca.

Pues cerraron todos los bares y pubs con muchísimos casos menos que en España. También es verdad que España e Italia servimos un poco de antecedente para el resto de Europa y que la población de Hungría es aproximadamente la de Andalucía. Tuve la oportunidad de volver a España, pero creo que lo mejor era ir con mi Erasmus hasta el final y así fue.

A parte del alarmismo inicial la situación en Budapest fue bastante llevadera, nadie te prohibía ir a la calle. La cantidad de trabajo en la empresa se redujo drásticamente también, pero por suerte pude completar las horas establecidas.

Hoy ya estoy en Córdoba, incluso ya he pasado los 14 días de cuarentena desde que llegué. Si me llegan a decir que mi Erasmus iba a ser así, me hubiera fastidiado saberlo pero me hubiera ido de todas maneras, a parte haber comprado mascarillas y gel hidroalcohólico.

Parte 3. Hola Budapest, hola MCCann.

El día 4 de febrero aterricé en Budapest con un vuelo directo desde Málaga, dos días después fui por primera vez a la oficina. Judit de recuersos humanos estuve presentándome a la gente que trabaja en la oficina que son más de 50 nombres y algunos que no había escuchado nunca.

Mi adaptación a la empresa fue más rápida de la esperada, resolvía bien los primeros brief que me mandaron. Los compañeros del departamento creativo me acogieron bastante bien. El horario es bastante ligero ya que al dividir 300 horas entre 4 meses, en lugar de los 3, se quedaba en un total de 20 horas semanales. A veces por causas de la producción o decisión propia hacía más horas al día, que podría acumular para coger días libres en el caso de que quiera viajar o cualquier cosa.

En cuanto a la ciudad, siempre me gusta andurrear sin tener ni idea los primeros días, y luego más tarde descubrir que son las cosas que me he encontrado, por ejemplo haciendo un Free Tour que no son “free” del todo, acabé haciéndome amigo de algunos guías españoles y me comentaron que tienen que pagar a la empresa una cierta cantidad por cada turista que hace el tour con ellos, y en algunos casos se les podía juntar grupos de estudiantes que no aportaban ni siquiera ese mínimo lo cual era una faena para ellos. Así que la próxima vez que hagáis uno de estos tours no seáis unos ratillas. Budapest es una ciudad que gran riqueza arquitectónica e histórica. Si eres nuevo en la ciudad o turista se te nota porque siempre vas mirando hacia arriba. Cualquier edificio irrelevante tiene fachadas de estilo neo-renacentista o neo-barroco. De la historia también te hablan en los Free Tours. Budapest es también una ciudad bastante cinematográfica, es más, una compañera de oficina había hecho de extra en la película “Inferno” de Tom Hanks y de doble de manos de una actriz principal en “The Martian”.

Finalmente, en cuanto al ambiente de fiesta y ocio, hay para todos los gustos. Hay sitios en pleno centro llamados ruin bars o bares de ruinas que son enormes y tienen salas con diferentes estilos de música. También tienen unos bares con salas de cine en su interior, como puede ser Bem Mozi, donde proyectan películas en versión original a precio económico, tanto las entradas, como la cerveza y las palomitas.

¡Eso es todo por ahora!, os dejo por aquí unas fotillos.

Parte 2. Buscar el piso.

Una vez claro que me iba a Budapest empecé a informarme sobre la ciudad y los alquileres, ya que no quería que me pillase el toro como en Praga. En un principio no había pensado en hacer mis prácticas allí, por lo que a priori no sabía nada de la ciudad, simplemente fue la única sede de McCann en Europa que me aceptó.

En cuanto a Budapest y Hungría en general los salarios no son muy altos. El sueldo medio son unos 1000€ y el mínimo unos 500€, haciendo el cambio, ya que en Hungría la moneda que se usa es el Florín Húngaro (HUF). Esto hace que la vida allí no sea muy cara, a excepción del alquiler. Alquilar una habitación en un radio de 20 minutos andando al centro oscila entre los 300 y 400 euros.

Para buscar piso hay muchas opciones, entre ellas webs locales que que tienes que traducir y aquí es cuando me di cuenta de lo raro que es el húngaro o magyar. Normalmente en estos sitios webs locales encuentras mejores precios porque son gente local alquilando a gente local, pero lo que es más complicado es que te contesten no hablando húngaro y otro de los mayores impedimentos que me ponía era alquilar solo por 4 meses. La mayoría de caseros y caseras prefieren alquilar por periodos de un año o seis meses.

Finalmente antes de volverme loco traduciendo páginas en húngaro decidí volcar mi búsqueda en Facebook, que es más cómodo y puede buscar en páginas donde se ofertan pisos para estudiantes o directamente en el marketplace de Facebook. En los pisos para estudiantes Erasmus inflan los precios muchísimo y antes de conseguir mi alojamiento final estuve a punto de compartir piso con 7 personas pagando 350€.

Finalmente tope con un piso con mejor localización, mejor precio, compartiendo con solo 2 personas y lo que es más importante a literalmente 1 minuto del trabajo. La casera fue super amable conmigo y aunque a priori el el piso era solo para chicas accedió a alquilármelo después de hacer vídeo-llamada con mis futuras compañeras de piso.

Parte 1. Buscar la empresa

Mi nombre es Ramón Luque y soy estudiante de cuarto curso de los Estudios Superiores de Diseño Gráfico.

En 2018, cuando cursaba segundo hice mi primer Erasmus+ en Praga y después de aquella experiencia tenía claro que quería hacer las prácticas fuera.

El proceso de solicitud de Erasmus en la escuela es un poco precipitado pero aun más si tienes que buscarte una empresa, ya que para solicitarlo necesitas el “si” de alguna de ellas. No se a cuantas empresas escribí pero seguramente más de 50 y para algunas de ellas tenía que escribir su respectiva carta de motivación. En mi caso yo busqué ofertas en portales webs como son erasmusintern y glassdoor.

De las más de 50 solicitudes recibí una respuesta afirmativa dentro del plazo de solicitud del Erasmus, la cual no me motivaba demasiado, ya que era una empresa que alquilaba apartamentos y necesita alguien para echar fotos y hacer algunos diseños. Después del plazo otras 3 empresas me aceptaron para hacer mis prácticas una de ellas McCann Erickson Budapest, una agencia de publicidad multinacional.

El modo al que llegue a ella fue simplemente entrando en la web de McCann.com y mandando el mismo email (cambiando 2 o 3 palabras) a todas las sedes que tiene en europa. Yo ya conocía con anterioridad está agencia por campañas super conocidas que han hecho aquí en España para marcas como Ikea, Coca-Cola, McDonalds, Campofrío, entre muchas otras.

Finalmente cambie la empresa anterior por McCann, los cuales desde el primer momento plantearon la posibilidad de realizar un contrato después de las practicas si todo iba bien, lo cual me motivaba todavía más.

En resumen

En resumen creo que el erasmus es una experiencia que te hace cambiar y madurar como persona. Yo estaría dispuesto a repetir la experiencia.

En cuanto a la escuela, personalmente me esperaba algo más. Creo que es más acerca de arte que de diseño en mi opinión, esto no quiere decir que no haya aprendido cosas interesantes como grabado o diseño 3D. Esto último lo tuve que aprender un poco por mi cuenta, ya que no sabia nada de 3D y el resto de la clase ya estaban avanzados en la materia. No esperes mucha simpatía de los estudiantes no erasmus, te darás cuenta de la diferencia cultural y de carácter fuera de España. En cuanto a los exámenes no son muy exigentes, no te agobies. Luego te darás cuenta que los exámenes orales o presentaciones no son para tanto.

En cuanto a la ciudad, yo el primer día me di un paseo por toda la ciudad sin saber por donde andaba. Si lo vas a hacer asegúrate de llevar el móvil cargado y si tu móvil no tiene mucha autonomía como en mi caso, también el cargador. Luego con el tiempo sabrás como volver a “casa” sin ayuda del móvil, no es tan complicado el transporte público. Hablando del transporte, sácate el ticket prepago lo antes posible. Si no tienes ISIC card tendrás que pedir un papel en una estación de metro y que te lo rellenen en la escuela para certificar que eres estudiante. Eso una vez allí pregunta a la recepción de erasmus de la escuela y te dirán lo que tienes que hacer.

Yo personalmente hice un Free Tour de la ciudad vieja para enterarme y conocer mejor la ciudad y luego pagué dos tours por la ciudad nueva y el castillo. En total son unos 20€ y aprendes cosas que gente que lleva allí más tiempo viviendo no saben. Además le puedes hacer tu mismo el tour a la gente que te visite y se ahorren ese dinerito. Decidle a la gente que os visite que no vengan muy pronto, que os dejen tiempo a encontrar los sitios donde llevarlos. Lo ideal seria en Abril y ya de paso que os traigan suministros, ropa de verano, y se lleven alguna de la ropa de invierno. En Praga hace mucho frio pero luego hace también buen tiempo.

En resumen sal, conoce gente, viaja, descubre sitios nuevos, pierde el miedo y sal de tu zona de tu zona de confort.

 

 

 

 

Una vez en Praga

Cuando llegué a Praga, era por la noche y un día antes de la fecha de entrada a la residencia. Ya había hablado con la manager de la residencia y me habían dicho que no había problema, y así fue, me dejaron una habitación de hostal, ya que era residencia y hostal al mismo tiempo.

Antes de eso tenía que llegar allí, intenté Uber porque no disponía de efectivo en coronas y el pago es mediante PayPal, pero no me funcionaba. Así que tuve que cambiar el dinero justo para el taxi en el aeropuerto con una tasa de conversión bastante mala. Si hubiera ido ahora, hubiera ido en transporte público ya que hay una taquilla justo al lado cuando llegas y está a 40 minutos más o menos de la residencia.

En cuanto a la residencia Bubenec, está bastante bien conectada con el metro pero es bastante vieja y no muy limpia para ser sinceros. Creo que las instalaciones de la Podolí estaban mejor, y ya no conozco ninguna más. Así que si podéis no elijáis la mía.

Otra cosa muy importante es que si vais a residencia os hagáis la idea de compartir cuarto, en mi caso con dos personas más. Esto para mi fue de lo peor, ya que tienes que tener mucha suerte y que te toquen unos compañeros enrollados, en mi caso no la tuve.

Recomendaría hablar sobre comprar un frigorífico a medias con tus compañeros ya que no dispones de uno en ninguna residencia. Puedes tener la suerte de que tus compañeros lleven allí más tiempo, ya tengan uno y  quieran compartirlo contigo. Para comprar el frigorífico o cualquier otra cosa de segunda mano recomiendo la app Letgo o el mercado de Facebook.

 

 

 

 

 

Empecemos por el principio

Mi nombre es Ramón y soy estudiante de segundo año de los estudios superiores de diseño gráfico. Este es el primero de tres posts que escribiré contando mi experiencia antes, durante y después de mi Erasmus en Praga.

Desde que estaba cursando primero conocía la posibilidad de hacer erasmus y me planteé hacerlo este año. Si quieres hacerlo y no tienes ningún certificado de idiomas, debes estar muy atento a los carteles que se ponen por la escuela y a la web para que no se te pase la fecha para solicitar la prueba de nivel porque es casi a principios de curso.

Solicitar el erasmus es bastante sencillo y la prueba de nivel de inglés es prácticamente como un examen de bachillerato.

Una vez sabes que has sido elegido, debes ponerte a buscar alojamiento en mi caso empecé después de navidades y me encontré con dificultades, como que las residencias estaban llenas o las plazas solo eran para estudiantes de las universidades, ya que la escuela de artes de allí no tiene sus propios alojamientos. En la misma pagina web de la escuela de artes de Praga tienes enlaces e información para encontrar alojamiento.

En mi caso estuve desde después de navidades hasta dos semanas antes de irme sin ningún sitio para estar. Bueno, en realidad si me dieron una ero estaba como a 50 minutos de la escuela y no me convencía. Finalmente conseguí una habitación en la residencia Bubenec, que en siguientes posts hablaré de ella.

Un consejo que doy es que no descartes solicitar una residencia porque parezca que está lejos. Recomiendo usar Google Maps para ver las distancias entre las residencias y el centro o la escuela, porque puede parecerte que está lejos pero a lo mejor hay una parada de metro cerca y no es tanto problema.

Con el tema del dinero yo usé una tarjeta prepago con la que puedes pagar en supermercados y sacar dinero en cajeros sin comisión y con el valor de cambio a tiempo real. El nombre de la tarjera es Revolut, te bajas la app solicitas la tarjeta que son 6€ el envio y listo. Solicitadla también lo antes posible para aseguraros de que llega a tiempo.

Ya con la residencia reservada y el vuelo de ida comprado, ya solo había que esperar a la fecha.